¿Con qué frecuencia debe comer? Aquí una Frecuencia Óptima de Comidas

frecuencia-de-comidas-diarias

Es común preguntarse qué tan seguido se debe comer o qué cantidad es la más indicada. La salud es importante y por eso le traemos la aclaración de sus dudas con respecto a este tema para que obtenga una dieta balanceada y mejore sus hábitos alimenticios.

Antes se solía comer con horas fijas. Por lo general, las personas se levantaban por la mañana y comían por primera vez, el llamado “desayuno”. Esto sería seguido por una comida de medio día después del mediodía y finalmente una comida antes de prepararse para la hora de acostarse con tal vez té o cena en algún lugar en el medio.

Pero la realidad es que en la actualidad se lleva una vida mucho más ajetreada que nos lleva a organizar mucho mejor nuestro tiempo hasta para esto. Las tendencias actuales nos dicen que hay formas de optimizar y mejorar todo lo que hacemos, incluyendo dormir y comer.

Entonces, si alguna vez se ha preguntado si hay una manera de optimizar cuántas veces come en un día y si la frecuencia de las comidas tiene algún efecto significativo en la salud por sí misma, así que no se despegue de esta útil información. Hábitos alimenticios tradicionales. Conozca un poco de historia para que sepa de dónde provienen las “3 famosas comidas del día”:

La idea de ‘3 comidas al día’ puede no haber sido tan antigua y común como solemos pensar a veces. En tiempos anteriores a la electricidad, las personas comían su última comida antes del anochecer, ya que era difícil enfriar, limpiar y almacenar sin luz del día.

frecuencia-para-comidas

Cuando la electricidad estuvo disponible por primera vez, todavía era bastante exclusiva y costosa, por lo que comer después del atardecer se convirtió en un símbolo de estatus. Esto también tenía que ver con el hecho de que los de las clases trabajadoras y laborales tenían mucho menos libertad en las horas que trabajaban y, como tales, tenían zonas muy específicas de trabajo, descanso y alimentación.

Básicamente, despertaba al amanecer, 1 o 2 comidas adecuadas durante el día y se dormía a medida que se ponía el sol. Finalmente, el que comió más tarde llegó a ser visto como una marca de alto estatus social y económico. Después de la revolución industrial, el nivel de vida mejoró para la mayoría de los estratos de la sociedad y la ventana más amplia para mantenerse despierto y comer probablemente dio lugar a que 3 comidas se convirtieran en el estándar.

¿Es Importante el Desayuno?

Las tendencias han pasado de proclamar el desayuno como la comida más importante a ser opcional. Algunos incluso parecen pensar que es perjudicial para una serie de objetivos relacionados con el estado físico.

Por otra parte, los expertos difieren en la cantidad. Pero se asegura que pequeñas pero poderosas porciones de alimentos ricos en beneficios, será suficiente para darle al cuerpo la primera dosis de vitamina diaria. Entonces… ¿Es o no es verdaderamente importante? 

Es importante, pero tiene sus limitaciones. Le explicamos:

La opinión popular ha sugerido durante mucho tiempo que el desayuno es la comida más importante y, dado que es la primera después de un período de ayuno de 8 horas en las que dormimos, pone en marcha su metabolismo y establece la potencia para el resto del día. Si bien esto es parcialmente cierto, se puede decir que el efecto que el desayuno tiene en el resto de las comidas del día es más importante que el efecto de la comida en sí.

Entonces, por ejemplo, si usted llegó tarde al trabajo y decidió perder el desayuno, las posibilidades de que tenga una próxima comida rica (posiblemente cargada de grasa) y calórica, así como refrigerios poco saludables, aumentan enormemente.

Cuando usted tiene hambre, le aseguramos que es mucho menos exigente con la comida que elige para degustar. Como tal, el desayuno sirve para ser un gran ecualizador para su cuerpo y mente para tomar decisiones alimenticias más saludables durante el resto del día.

Por supuesto, si tiene que realizar algún tipo de actividad física o mental intensa a primera hora de la mañana, puede ser una buena idea retrasar su primera gran comida del día. Creemos que su primera comida del día, independientemente de la hora, es su desayuno. Por lo tanto, solo está retrasando el desayuno, no omitiéndolo. Que este último si es el peor error que puede cometer.

¿La Frecuencia de las Comidas Afecta el Metabolismo o la Pérdida de Peso?

frecuencia-comidas-gym

Realmente no. No directamente, al menos. Las personas que tienen un estilo de vida muy activo o las que hacen ejercicio varias veces al día como rutina establecida pueden beneficiarse de comidas más pequeñas, por razones obvias.

Es decir, cuanta más comida tenga que digerir en el intestino; menos sangre hay disponible para los músculos para realizar una actividad extenuante. El número total de comidas o la frecuencia de las comidas puede aumentar solo para asegurarse de que uno esté obteniendo suficientes calorías, compensando la menor cantidad de alimentos consumidos por comida.

Por supuesto, la actividad que se realiza en un plan de comidas de alta frecuencia en un caso como este conducirá a un aumento de la tasa metabólica. Es importante tener en cuenta que las comidas en sí no están causando este efecto.

Pero el factor real que importa aquí es el contenido real de las comidas. Los alimentos que tienden a digerir rápidamente serían más favorables para un plan de comidas de alta frecuencia, mientras que los alimentos realmente densos que tardan mucho en procesarse serían la opción para menos comidas más grandes.

Esto es especialmente cierto cuando se trata de perder peso. Elegir comidas más pequeñas y más frecuentes cargadas de grasas y proteínas obviamente no conducirá a una mayor pérdida de peso en comparación con las comidas ricas en frutas, verduras y almidones, independientemente de la frecuencia de las comidas.

Cualquier pérdida de peso significativa y saludable requiere actividad y, por lo tanto, si no hacer ejercicio, ese sería un factor mucho mayor en comparación con la frecuencia de su comida.

¿Comer con más Frecuencia Ayudará a Mantener los Niveles de Azúcar en la Sangre?

Esto dependería nuevamente de lo que usted esté comiendo en lugar de la frecuencia del tamaño de las porciones. En general, los alimentos azucarados o ricos en carbohidratos aumentarán los niveles de azúcar en sangre y de insulina, pero volverán a bajar con la misma rapidez.

Los alimentos ricos en grasas y proteínas pueden no aumentar tanto el azúcar en la sangre, pero en muchos casos aumentar la insulina tanto como el azúcar. El problema es que los niveles se mantienen altos durante el transcurso de la digestión, que generalmente es más larga para los alimentos ricos en proteínas. Esto conduce a mayores niveles de insulina en ayunas y agrava el problema, especialmente si luego agrega azúcar a la mezcla con la grasa o proteína.

frecuencia-ideal-de-comidas

¿Las Comidas Pequeñas y Frecuentes Ayudarán a Controlar los Antojos?

Creemos que si su cuerpo está ansiando comida, tiene que haber una razón para ello. Si usted come suficiente comida buena, es menos probable que los antojos le atraigan hacia las cosas poco saludables.

Comer alimentos enteros es particularmente útil a este respecto, debido a que, generalmente, se acompaña con fibra y otros nutrientes que se autorregulan y hacen que sea realmente difícil comer demasiado.

Así que debe darle a su cuerpo suficiente comida, pero que sea buena, y bocadillos con alternativas saludables. Alimente los antojos de la manera correcta y su cuerpo y salud se lo sabrá agradecer.