9 Hierbas Aromáticas que Crecen Bajo el Sol

hierbas-de-jardin-comestibles

Si eres un amante de la jardinería o tienes un jardín en tu casa y deseas aventurarse en esta labor, aquí te indicaremos las 9 hierbas ideales que crecen mejor bajo el sol para que empieces a cultivar tus propias plantas y obtengas un jardín hermoso, floreado y propicio para utilizar en tus comidas.

1- Albahaca

Esta es una de las hierbas más fáciles y versátiles que puedes cultivar en el jardín soleado. Puedes cultivar ‘Genovese’, por ejemplo, para platos italianos y el rico y famoso pesto. ‘Sweet Thai’ para platos asiáticos que quedan exquisitos o uno de los hermosos tipos morados como ‘Amethyst Improved’ para el jardín de hierbas ornamentales.

Sin embargo, aunque a las plantas de albahaca les gusta el sol pleno, no toleran las condiciones secas, así que emplea una cubierta de mantillo para ayudar a retener la humedad del suelo. Cosecha la parte superior de las plantas de albahaca regularmente para evitar que se enrosquen, lo que ralentiza el crecimiento. Una vez que realizes esto, amarás tener tu propia cosecha de albahaca.

2- Alcaravea

Esta planta se cultiva a través de sus semillas para usar en recetas de pan o salchichas que quedan de rechupete, pero mientras esperas que la planta madure por completo, apreciarás los insectos beneficiosos que atrae al jardín con sus flores. La alcaravea ocupa un lugar especial en el jardín como bienal, es decir, es la que produce follaje el primer año y flores y semillas en la segunda temporada de crecimiento.

Por lo tanto, debes planificar con anticipación si deseas cosechar semillas de alcaravea para la cocina: se tarda aproximadamente un año y dos meses desde la primera siembra hasta la cosecha de semillas. Cultiva en un sitio soleado y libre de malezas en un suelo rico y bien drenado. Las plantas crecen aproximadamente tres pies de altura. ¡Pero sin duda notarás que la espera valdrá la pena!

3- Cilantro

hierbas-de-jardineria

También cultivado para semillas de cilantro, el Coriandrum Sativum por su nombre científico, crece muy rápidamente y tiende a perderse tan pronto como hace calor. Sin embargo, las flores atraen insectos beneficiosos y también son comestibles . El cilantro necesita mucha humedad y tierra rica. Siembra las semillas cada dos semanas para mantener un suministro constante de hojas para tus platos preferidos donde desees incorporar el cilantro.

Es un ingrediente habitual en la cocina, pero su consumo no se limita a la gastronomía. Es un aromatizante y desintoxicante natural, alivia los dolores de la menstruación, y nivela los valores de las plaquetas, disminuyendo la anemia.

4- Eneldo

Anethum graveolens, o el simple Eneldo no solo sabe bien en platos de pescado y verduras, su follaje alto y helecho es un hermoso acento de textura en la soleada flor, hierba o huerto. Las umbelas de flores amarillas son seguidas por semillas, que también tienen valor culinario. Crece en suelo arcilloso y proporciona humedad promedio. El tallo se caracteriza por ser fino y muy delicado, mientras que su raíz es larga y delgada.

Tanto las semillas como las hojas, aparte de tener un olor alimonado y anisado, contiene un sabor que nos recuerda mucho al perejil.
La planta de eneldo puede aprovecharse de numerosas maneras. Por ejemplo, las hojas y los frutos pueden emplearse a modo de condimento en la cocina, mientras que las semillas pueden servir para elaborar infusiones naturales que ayuden a sanar distintas dolencias. Asimismo, el aroma de esta planta puede ayudar a mejorar la salud, brindando un importante efecto terapéutico.

5- Lavanda

Esta famosa planta es apreciada tanto para el popurrí y la artesanía como para el té y, además, como un tratamiento a base de hierbas para los dolores de cabeza. Esta planta mediterránea exige pleno sol y excelente drenaje, y no necesita mucha agua una vez establecida. Las plantas son plantas perennes resistentes en las zonas 5-8. Tanto las hojas como las flores llevan una maravillosa fragancia característica que hará resaltar lo que sea que hagas con ella.

6- La Hierba de Limón

Ninguna cantidad de sol es demasiado para el calor que requiere esta planta, así que te recomendamos que busques la variedad de las Indias Occidentales para obtener el mejor sabor, y no plantar al aire libre hasta que las temperaturas nocturnas sean superiores a 60 grados F. Los nativos de la selva adoran la alta humedad, el suelo rico y la abundante humedad. Un fertilizante nitrogenado mantendrá exuberantes las plantas de hierba.

7- Romero

jardin-de-hierbas-de-cocina

El romero deleita los sentidos con su aroma a pino. Las plantas prosperan en climas secos y soleados, e incluso tolerarán el rocío del mar en los jardines costeros. Las plantas de romero son resistentes a la zona 6 y producirán delicadas flores de color púrpura en áreas con una larga temporada de crecimiento. Crecen en un suelo bien drenado, medio y agua cuando la superficie del suelo está seca. Las plantas viejas de romero pueden volverse leñosas, pero producirán un nuevo crecimiento tierno después de la esquila en primavera.

El Romero tiene propiedades carminativas, por lo cual facilita la eliminación de los gases acumulados en el tracto digestivo. Es por esto que tomar infusiones de esta planta resultan tan buenas para tratar los casos de flatulencia y meteorismo. Si las infusiones son usadas para mejorar la digestión o para eliminar gases del tubo digestivo deben beberse después de las comidas.

Otro beneficio de la planta es para tratar los malestares ocasionados por la menstruación. Las infusiones del mismo ayudan a aliviar la sensación de irritabilidad, los dolores de cabeza y a reducir la hinchazón. ¡Increíble! Las flores de Romero son usadas como un remedio natural para tratar problemas respiratorios tales como el asma, ya que no presenta efectos adversos sobre los pulmones.

8- Sabor de Verano

Esta planta cuando se usa sola, agrega sabor picante a los platos de frijoles y otros. Es bueno para germinar y madurar en clima cálido. Así que lo que debes hacer es sembrar las semillas poco profundas, debido a que necesitan luz para germinar. Las plantas requieren de un sitio soleado con suelo arenoso enmendado con materia orgánica. Recorta las plantas como desees para las recetas, o seca plantas enteras cuando las flores comiencen a formarse.

9- Estragón

hierbas-aromaticas-de-jardin

La ensalada de pollo no es lo mismo sin una buena pizca de Estragón. Las delicadas hojas imparten un ligero sabor a anís a los platos de huevo también, y sin duda queda exquisito. A diferencia de muchas hierbas, las plantas de estragón prefieren un pH del suelo ligeramente alcalino.

Prueba tu suelo y ajústalo según sea necesario para alcanzar un nivel entre 7.4-7.8. Un buen drenaje también es importante para garantizar que estas plantas vuelvan después del invierno, ya que son resistentes en las zonas de cultivo del USDA 4-7.

Lo que tienes que proporcionarle a las plantas de estragón es separación adecuada de aproximadamente 18 pulgadas para que puedan alcanzar su altura máxima de dos pies. Cuando coseches estragón en el primer año, ten cuidado de cortar no más de un tercio de la planta para usar en la mesa. Las raíces de las plantas de estragón necesitan energía del follaje para establecerse como plantas perennes.