¿Cómo Hacer Pan Casero en Casa?

pan de molde casero

Te encanta el pan y lo comes casi todos los días para desayunar, almorzar e incluso cenar. Es un alimento que salta a la vista para acompañar una multitud de recetas. En particular, lo que más nos gusta del pan es el hecho de que se pueda comer rápidamente con cremas para untar, mantequilla, mayonesa o incluso queso. Pero, se come tanto pan que es necesario destinar un presupuesto para que dure por lo menos una semana. Para no gastar demasiado dinero y comer un poco más saludable, sería mejor que hicieras esta comida tú mismo. Descubre cómo hacer desde casa tu propio pan casero.

Ingredientes Necesarios para Hacer Pan en Casa

En primer lugar, tienes que reunir los ingredientes necesarios para hacer tu propio pan en casa. Afortunadamente, no se necesitan muchos. Todo lo que necesitas para hacer pan en casa es harina, un poco de agua, levadura y sal.

En cuanto a la harina, debes saber que no se utiliza harina de pastel o de chocolate para hacer pan. Busca la harina de trigo W100 a 170, que es más adecuada para la preparación. Especialmente porque no se hincha durante la cocción. Además, su blancura hace que el pan tenga un bonito color. Si no encuentras este tipo de harina y tienes harina W180 a 250 o W80 a 100, es mejor optar por la primera. La harina W80 es criticada por tener menos sabor, ya que contiene menos salvado y tiende a inflarse.

El agua, otro ingrediente esencial y de suma importancia para la cocción de tu pan. Es cierto que es fácil encontrar este elemento. Sin embargo, basta con una cantidad incorrecta de agua para obtener un mal resultado. Además, evita el agua del grifo de tu región si la notas ligeramente perfumada con cal o cloro, ya que esto repercutirá en el sabor. También hay que tener en cuenta que es una buena idea asegurarse de que el agua que se utiliza está a temperatura ambiente. Así la levadura subirá bien.

Hablando de la levadura, ten cuidado de no usar la que está destinada a hacer pasteles convencionales. Por otro lado, es mejor evitar la levadura en polvo, ya que suele dar como resultado un pan duro. Lo mejor es buscar la levadura de panadería.

En cuanto a la sal, puedes utilizar la que sueles añadir a tus comidas habituales. Para conseguir un pan más suave, el truco es añadir una pizca de sal a la masa y complementarla con una pizca de azúcar. Pero esto es opcional. Muchos cocineros lo hacen para facilitar la subida de la levadura.

Si te quedas con las ganas de seguir cocinando y te decides por hacer una comida casera, una buena opción son las pastas, sino sabes como hacerlas de manera manual, aquí encontrarás las mejores maquinas para pasta del mercado. Con ellas y junto a esta receta de pan casero, tu próxima cena con amigos sera un éxito total.

pan casero con levadura fresca

Técnica de Elaboración de la Masa

El primer paso en la elaboración del pan es hacer la masa. Para ello, debes adoptar una técnica que te permita obtener un buen resultado. Lo primero que hay que hacer es mezclar la harina junto a la sal y luego añadir la levadura de panadería con el agua. A continuación, empieza a amasar hasta conseguir una masa blanda. Esto suele tardar 30 minutos si se hace manualmente.

La masa amasada se coloca en un recipiente. Cubres la masa con un paño limpio y esperas a que suba. Esto puede llevar entre 1,5 y 2 horas, asegurándote de que el recipiente con la masa esté colocado en un lugar templado. Normalmente, la masa duplicará su volumen.

A continuación, enharina la superficie de trabajo y coloca la masa sobre ella. Continúa cogiendo la masa por un lado y doblándola hacia el centro. El objetivo es vaciar el aire y formar una bola. La masa ya está lista para ser horneada en forma de pan.

También te puede interesar: Cómo Tostar Tu Propio Café: 6 Maneras Fáciles.

Horneado

La masa debe colocarse en una bandeja de horno previamente cubierta con papel de hornear. Puedes esperar otros 30 minutos para que la masa suba. A continuación, introdúzcalo en un horno caliente, precalentado a 250°C. Recuerda hacer una incisión en la bola de pan antes de meterla en el horno. Dependiendo del tamaño del pan, el tiempo de cocción es de 20 a 30 minutos. Después de 10 minutos, bajar la temperatura 20 °C. A continuación, debe producirse un nuevo descenso de la temperatura de 20°C 5 minutos antes de que finalice el tiempo de cocción.

Es cierto que el tiempo de cocción depende del tamaño del pan. Pero es mejor estar en contacto manual con el pan para asegurarse de que está bien hecho. Lo que hay que hacer es golpear suavemente el fondo del pan con la mano. Si sientes que suena a hueco, es que está listo. También puedes utilizar el cuchillo para asegurarte de que el pan está bien hecho. Introducir la hoja del cuchillo en el centro. Si sale seco, el pan está listo. Sólo hay que dejarlo enfriar sobre una rejilla.

En esta página puedes encontrar diversas opciones de hornos para pizza que serán ideales para cocinar panes caseros, los acompañantes por excelencia de tus comidas preferidas.

pan casero fácil para novatos

Consejos para Hacer un Buen Pan

Si quieres hacer un pan digno de un panadero profesional, hay un pequeño truco que puedes aplicar. Simplemente coloca un recipiente lleno de agua dentro del horno al mismo tiempo que coloques el pan. El propósito de esto es liberar algo de humedad a través del agua que se evapora. Este truco es muy eficaz, ya que ayuda a que el pan no se seque demasiado. Además, la corteza saldrá impecable y crujiente.

Hay quienes dicen que para conseguir un pan dorado hay que dejarlo en el horno durante 5 minutos después de la cocción. Este método no funciona. De hecho, se recomienda no hacerlo, ya que el pan puede quemarse y quedar demasiado cocido. La forma más eficaz de conseguir que el pan casero esté bien dorado es cepillarlo con un poco de agua caliente antes de meterlo en el horno. Cierras la puerta del horno inmediatamente y de esta forma el vapor será liberado.