¿Por qué mi Pasta está Blanda?

pasta con aceite de oliva

¿Quieres brillar en la próxima cena familiar? ¿Pero tu pasta siempre queda blanda? Sigue el tiempo de cocción indicado en el paquete de pasta. Un exceso de cocción mata la cocina. La pasta se hace generalmente con harina de trigo, que es almidón y gluten. En contacto con el agua hirviendo, el almidón se hincha y libera glucosa. Esta es una de las razones por las que la pasta es pastosa. Descubre en este artículo por qué la pasta es pastosa y cuáles son las soluciones.

Mi Pasta esta Blanda y Pastosa: ¿Por Qué?

Todos los tipos de pasta tienden a ser pastosas una vez que se ha vertido en agua hirviendo y se ha escurrido. Es cierto que la pasta pegajosa no es muy apetecible. Con algunos trucos, verás que tu pasta ya no será pastosa.

  • Pon tu pasta en un gran volumen de agua: Para evitar que la pasta sea pastosa y pegajosa, basta con verterla en una cantidad suficiente de agua. Es una cuestión de química: se necesitan 100 g de pasta por 1 L de agua para que el almidón se diluya perfectamente. Por debajo de esta cantidad, la pasta se aglutinará y se volverá blanda.
  • Sal y agua en la pasta: Todos hemos oído el argumento de que poner sal o aceite en el agua evitará que la pasta se ablande. En realidad, son argumentos falsos. La sal permite que el agua hierva un poco más rápido, lo que es beneficioso para la cocción de la pasta. En cuanto al aceite, no se mezcla con el agua y no afecta al aspecto pastoso de la pasta. Sin embargo, da un ligero sabor al plato final.
  •  ¿Aclarar o no aclarar la pasta? Mucha gente dice que enjuagar la pasta nada más cocerla evita que esté blanda. Pero esto no es cierto. Al enjuagar la pasta, se elimina la capa de almidón restante y se evita que se mezcle perfectamente con la salsa. Si quieres comer la pasta inmediatamente, simplemente mézclala con la salsa sin enjuagarla. Vuelve a ponerla en la sartén durante 2 minutos para que la salsa libere todos sus sabores. Ten en cuenta que la salsa evitará que la pasta se vuelva blanda. Puedes enjuagarla ligeramente si quieres comerla después. Para que la pasta no quede blanda o pegajosa, cocínela en suficiente agua y mézclela con la salsa inmediatamente después de la cocción.

Mi Pasta está Blanda: ¿Cómo la Compenso?

Tanto en la cocina como en la repostería, un momento de desatención puede arruinar toda una preparación. Para evitar un ataque al corazón y salvar tus nervios, aquí tienes un consejo para ponerte al día con la pasta: agua hirviendo.

  • Basta con sumergir la pasta en agua hirviendo para aflojarla y darle un aspecto “resbaladizo”. Estará caliente y ya no estará blanda.
  • Una vez escurrido, añadir mantequilla, aceite de oliva o relleno.

Si estas decidido a cocinar pastas caseras para tu familia cada domingo, te puede interesar nuestra guía comparativa de maquinas de pasta disponibles en el mercado actual.

tipos de pasta italiana

¿Cómo Evitar la Pasta Pastosa?

Para evitar la pasta pastosa, utiliza vinagre blanco.

  • Vierte el agua en una cacerola
  • Añade un chorrito de vinagre blanco
  • Añade la pasta al agua hirviendo
  • Deja que se cocine durante el tiempo indicado

¿El Resultado?

Gracias al vinagre blanco, la pasta deja de estar blanda después de la cocción. Este truco funciona muy bien con todo tipo de pasta: tallarines, espaguetis, macarrones, etc. o incluso pasta seca y fresca.

¿Por qué Funciona este Consejo?

Simplemente porque el vinagre blanco neutraliza el efecto del almidón. A medida que la pasta se cuece, suelta almidón en el agua hirviendo, lo que hace que la pasta se vuelva blanda. Cocer siempre la pasta en suficiente agua. Cuanta más agua se ponga en la olla, mejor será el sabor.

Enjuagar la Pasta Después de la Cocción: ¿Es Realmente Necesario?

Hay dos respuestas a esta pregunta. A veces lo es y a veces no. ¿Por qué? Has cocinado la pasta al dente y está lista para ser mezclada con una buena salsa de tomate. Pero antes de sazonarla, la escurres en el fregadero y la pasas por agua fría para evitar que se ponga blanda. En general, esto no es aconsejable, ya que se les quita todo el almidón. Sin embargo, con la presencia de almidón, la salsa se mantiene bien en la pasta.

  •  ¿Cuándo debo aclarar la pasta? No se recomienda enjuagar la pasta, pero se puede hacer si se quiere comer fría. Si quieres hacer una ensalada de pasta, por ejemplo, puedes enjuagarla para acelerar el proceso de enfriamiento y eliminar el exceso de almidón. El enjuague también es una opción si quieres freír tus fideos. La fritura es difícil en presencia de almidón.
  • No enjuagar la pasta: no es necesario enjuagar la pasta si se quiere comer inmediatamente. Además, el almidón será esencial para fijar la salsa.

pasta caliente

Como Cocinar la Pasta con Éxito: ¿Cómo Hacerlo?

¿Quién no querría comer una pasta sabrosa y no blanda? Hay algunos consejos sencillos para que tu pasta sea deliciosa.

  •  Se necesita 1 litro de agua por cada 100 g de pasta. Por lo tanto, si tienes 450 g de pasta, utiliza una olla que contenga unos 5 l de agua.
  • Añade sal al agua de cocción, aproximadamente 1 cucharadita por litro.
  • Deja que el agua hierva, pero que hierva de verdad.
  • Si realmente quieres añadir aceite, puedes hacerlo. Pero no tiene sentido hacerlo, porque el agua y el aceite no se mezclan.
  •  Cuando el agua esté hirviendo, vierte la pasta. Si se trata de espaguetis, deslícelos lentamente en la sartén.
  •  A continuación, remueve con una cuchara de madera para que no se ponga blanda.
  •  Empiece a contar el tiempo de cocción cuando empiece a hervir de nuevo.
  • Ten en cuenta que el tiempo indicado en el paquete es para pasta cocida “al dente”. Pero si te gusta más cocido, aumenta ligeramente el tiempo de cocción según tu gusto.