¿Cómo elegir la silla romana adecuada?

como-comprar-una-silla-romana

La elección de una silla romana depende de varios criterios esenciales. Los hemos seleccionado y te los presentamos en este artículo. En primer lugar, debe definir su uso. Así es como usted determinará si el modelo es apropiado para las actividades físicas que planea realizar. Eche un vistazo a nuestra guía comparativa si aún no ha encontrado el modelo que mejor se adapte a sus expectativas.

Las dimensiones

Tenga en cuenta su complexión antes de elegir una silla romana. Un modelo compacto, plegable y ligero es más fácil de almacenar. También se adapta a una persona pequeña. Por otro lado, si es bastante alto, siempre tómese el tiempo para comprobar las dimensiones del producto en la ficha técnica o pida consejo al vendedor si piensa comprar su silla romana en una tienda física. En cuanto al peso máximo soportado, la mayoría de las sillas romanas pueden acomodar hasta 100 kg.

Los resultados esperados

Antes de comprar una silla romana, debe definir un programa y un método que pueda seguir para alcanzar sus objetivos. Por lo tanto, la frecuencia de uso es muy importante en este caso. Si usted piensa que está trabajando en sus músculos pectorales, sus hombros, elija un modelo con una estación de inmersión. Además, aunque ya esté trabajando en sus abdominales, piense en un modelo en el que pueda trabajar en la parte superior de su espalda. ¿Mantenerse en forma o tener más masa muscular? La respuesta a esta pregunta le ayudará a encontrar el mejor modelo.

Comodidad de uso

Para obtener el máximo beneficio del uso de una silla romana, ésta debe ser lo más cómoda posible. Esta comodidad también le permite estar más motivado para entrenar tantas veces como quiera. Esto se traduce en una buena estabilidad, un mejor agarre de las manijas, un respaldo cómodo y grueso, un armazón robusto, etc.

Aquí encontrará algunos ejercicios para hacer con una silla romana.