Cómo Usar una Lima para Pies: Instrucciones de Uso

lima-electrica-para-pies-farmacity

Uno de los elementos más esenciales para el cuidado de tus pies, la lima, presenta un verdadero valor añadido en su kit de pedicura. ¿No sabes realmente cómo manejar el dispositivo? Aquí están nuestros consejos. También averigua cómo cuidar adecuadamente tu lima después de cada uso.

La Preparación

En primer lugar, lava tus pies y luego sécate bien. Dependiendo de la rugosidad y el tamaño de la piel muerta, elige el cabezal más adecuado e insértate en el dispositivo. Esta opción es conveniente para modelos con varios rodillos. A continuación, inserta las pilas AA y enciende el aparato. En el caso de un modelo que se puede cargar a través de USB, asegúrate de que el dispositivo esté completamente cargado antes de tu uso.

Lija tus Pies Eficazmente

Una vez que el dispositivo se enciende, todo lo que tienes que hacer es aplicar una ligera presión en los pies con la escofina para eliminar gradualmente las callosidades y piel muerta. El rodillo comienza a girar (la mayoría de los modelos que tenemos en nuestra sección de pruebas giran 360°). Debido a que la cabeza de la lima es a menudo curvada, puedes usarla de manera segura y fácil para llegar a todas las áreas. Para evitar lesiones, ten cuidado de no aplicar demasiada presión incluso si algunos modelos tienen un sistema de seguridad automático. Es importante notar que toma casi 10 segundos en un área antes de pasar a otra.

Después de Cada Uso

Cuando sientas que tus pies se sienten más suaves, apaga la lima eléctrica. Luego enjuaga tus pies para eliminar los residuos de piel muerta y toma un buen baño de pies. Hazlo un momento de relajación para tu cuerpo y todas tus extremidades. Para perfeccionar tu pedicura, aplica suero especial o crema hidratante. Recuerda limpiar a fondo la unidad después de cada uso poniéndola bajo el agua. Almacena una vez que esté limpio y seco. Tu escofina está lista para el siguiente uso!

Las mejores escofinas eléctricas están en nuestro top 5.